Tepatitlán de Morelos, Jalisco; 26 de septiembre de 2017.

Eran las 14:28 horas del martes 26 de septiembre y el ulular de las sirenas de vehículos de emergencia comenzaron a escucharse en el Centro de Tepatitlán. En tanto, en el Portal de la Presidencia Municipal aguardaban ansiosos los familiares, amigos, algunos elementos de la Unidad Municipal de Protección Civil y el Dr. Hugo Bravo, Presidente Municipal.

De pronto, una lluvia de aplausos y porras se dejó escuchar entre los asistentes al tiempo en que bajaban de sus vehículos los rescatistas de Protección Civil ,que en días pasados acudieron en pos de los afectados por el sismo del pasado 19 de septiembre.

Uno a uno, los socorristas fueron abrazados por sus allegados, hubo rostros de alegría y ojos llenos de lágrimas por el retorno de los valerosos hombres, que dejando familia y amigos, acudieron al rescate de las víctimas de los más recientes desastres naturales, específicamente en la Ciudad de México.

Se escuchó una orden marcial que decía: “Atención oficiales ¡Firmes!” y los recién llegados atendieron al instante. Ahí estaban ellos, nombrados héroes por las personas que les reconocían el servicio a la patria que durante casi una semana ofrecieron por nuestros hermanos en desgracia.

No había palabras para expresar, sólo muestras de cariño y de orgullo. Ellos, los integrantes de la célula USAR, los dedicados a salvaguardar la integridad de las personas, lucían rostros de cansancio y la mirada denotaba una sola cosa: el deber cumplido.

El Dr. Hugo Bravo, Presidente Municipal de Tepatitlán de Morelos, comentó su felicidad de ver que regresaron con bien y reconoció el trabajo realizado en la Ciudad de México y todo lo que lograron aportar a favor de los afectados. Los nombró guerreros y les reiteró su admiración y respeto por el servicio que realizaron.

Y de nueva cuenta se escucharon los aplausos de reconocimiento.

Posteriormente, el Primer Edil de Tepatitlán pidió a todos guardar un minuto de silencio en memoria de las víctimas de los sismos en varios estados de la República Mexicana, cumplido el tiempo, los presentes entonaron las gloriosas notas del Himno Nacional Mexicano, canto que enorgullece y resalta nuestro amor a la patria, más en estas fechas que ha sido azotada por la naturaleza.

A la orden de romper filas, los rescatistas fueron abordados por familiares, amigos y medios de comunicación para conocer algunos detalles de la misión que realizaron en la Ciudad de México.

Amar a Tepa.

Comentarios

Tus comentarios son muy importantes