Tepatitlán de Morelos, Jalisco. 8 de mayo de 2017.

Servidores públicos y ciudadanos se reunieron en la Plaza Miguel Hidalgo para realizar Honores a la Bandera, el motivo: celebrar el 264º aniversario del natalicio de Miguel Hidalgo y Costilla.

La Lic. Lucía Lorena López Villalobos, Secretario General del Ayuntamiento, dirigió un mensaje a los presentes, reconoció la labor del cura Hidalgo en su incansable lucha por liberar a un pueblo castigado hasta la muerte, manifestó su admiración por Hidalgo en su decisión y determinación por alcanzar causas justas, e invitó a instruir a las futuras generaciones en los valores por los que se regía.

Una semblanza histórica fue narrada por el C. Emilio Manuel Gallegos Meza, Director de Fomento Deportivo y que a continuación compartimos:

Miguel Hidalgo nació en Hacienda de Corralejo, actualmente municipio de Pénjamo, Guanajuato. Estudió en el Colegio de San Nicolás de Valladolid (hoy Morelia), donde se ordenó sacerdote y realizó una fructífera carrera académica que lo llevó en 1790 a la rectoría de su Colegio.

En 1803 llegó al pueblo de Dolores, donde organizó tertulias literarias, leyó a algunos autores franceses del siglo XVIII y procuró el mejoramiento económico de sus feligreses.

Con un grupo de criollos de las intendencias de Guanajuato y Querétaro preparó una rebelión contra el gobierno Virreinal. Las autoridades descubrieron la conspiración y detuvieron a varios de sus participantes.

Puesto sobre aviso, Hidalgo inició el 16 de septiembre de 1810 la lucha por la independencia. Para ello formó un enorme ejército indisciplinado y prácticamente desarmado, con el que en pocas semanas tomó algunas de las principales ciudades del país y amenazó la Ciudad de México. En Guadalajara, Hidalgo dictó una serie de decretos: abolió la esclavitud, declaró la independencia y organizó un primer gobierno nacional. Pero un poderoso ejército realista desalojó a los insurgentes de Guadalajara, viéndose obligados a emprender una penosa retirada hacia Estados Unidos.

Sin embargo, el 21 de mayo de 1811 fueron traicionados en las Norias del Baján, y entregados a las autoridades virreinales. Hidalgo fue juzgado y fusilado el 30 de julio de 1811, en la ciudad de Chihuahua. El historiador Edmundo O’Gorman escribió, que: “si la vida no le alcanzó para saberlo, no hay duda de que fue él quien hirió de muerte al virreinato”.

Amar a Tepa

Comentarios

Tus comentarios son muy importantes